Hormigón y color

Hormigón de color: cemento, arena, agua y pigmentos micro granulados de alta calidad.

Hormigón de color

El hormigón de color se compone fundamentalmente de varios elementos inertes: arena, agregados, cemento, agua y en algunos casos aditivos. Si además se añaden pigmentos, éstos sólo colorean la matriz del cemento, esto es, los productos que reaccionan con el agua para formar un gel hidratado de cemento.

Pigmentos

El efecto colorante del pigmento no sólo proviene de la concentración de pigmento en fórmula y el tamaño de las partículas de que consta el cemento empleado, sino también de otros factores variables como la dispersión del pigmento, la naturaleza de la superficie y, en algunos casos, la aparición de eflorescencia. Para llegar a obtener una óptima coloración del hormigón, estos últimos factores deben ser controlados sin tener que cambiar ni la fórmula ni las etapas de producción.

El color del pigmento empleado para colorear el cemento lo determinan los índices de reflexión y absorción de la luz. La luz blanca incluye toda la gama de espectros de color, un hecho fácil de reconocer cuando una gota de lluvia dispersa la luz del día para dar lugar al arco iris. Los pigmentos sólo reflejan una parte del espectro, ya que la mayor parte de la luz es absorbida. Cuanta más luz se refleje, más brillante será el color resultante. La reflexión de la luz, sin embargo, sólo depende de la superficie del substrato. Así, si el mismo producto coloreado con idéntica cantidad de un mismo pigmento presenta una superficie más fina de lo habitual, tendrá un color que aparecerá más intenso y brillante que si la misma superficie es más rugosa.

Para desarrollar toda su fuerza colorante, los pigmentos tienen que estar bien dispersados. El grado de dispersión de un pigmento depende del tipo de pigmento (energía de dispersión) pero también, y en gran medida, de la consistencia del hormigón. Un hormigón menos rígido permite una mejor dispersión de todos los elementos presentes en el mismo, y por tanto del pigmento. La plasticidad de la mezcla de hormigón también influye en la estructura de la superficie.

Incluso si el pigmento está bien dispersado y la superficie del producto final es lisa, el color puede quedar negativamente afectado por la eflorescencia, que se debe a la reacción del agua con el cemento. Sin  embargo, si se toman las medidas adecuadas, podemos llegar a reducirla aunque nunca lograremos eliminarla del todo. Este hecho, comporta optimizar el proceso de producción y las materias primas, además de utilizar aditivos para reducir la eflorescencia (aún no se conoce aditivo alguno que la elimine por completo) y controlar el curado y el almacenamiento.

Propiedades del pigmento micro granulado

Los pigmentos de nuevo desarrollo utilizados por BREINCO son micro granulados de gran fluidez basados en pigmentos sintéticos de gran calidad (óxido de hierro, óxido de cromo, bióxido de titanio, pigmento de carbono). Además, un sistema especial de aditivos proporciona al pigmento un mayor desarrollo de color y una mejor trabajabilidad.

Resistentes a la radiación ultravioleta

Los pigmentos utilizados en la fabricación de bordillos, escalones y canales son óxidos de hierro que garantizan la resistencia del color a los rayos ultravioleta y a la climatología.
El color permanece a lo largo de los años y son totalmente inocuos para el medio ambiente.
Utilizando pigmentos de alta calidad es posible además, obtener una tonalidad cromática constante y un elevado poder colorante.
Requisitos de los pigmentos para el hormigón de color:
· Resistencia a los agentes atmosféricos.
· Resistencia a la luz (UV).
· Resistencia a las sustancias alcalinas
(pH aproximadamente igual a 12).
· Resistencia a las altas temperaturas, hasta 120º C.
· Ninguna decoloración por acción de la lluvia.
· Ningún riesgo para el medio ambiente.
Los pigmentos adecuados son:
· Óxidos de hierro (amarillo, naranja, rojo, marrón y negro).
· Óxidos de cobalto-aluminio, cobalto-cromo, cobalto-níquel-cinc-titanio o cobalto-cromo-aluminio (verde, azul-verde y azul).
· Óxidos de titanio (blanco).
· Algunos colores orgánicos. Que, no obstante, presentan una alta resistencia a la luz, a las sustancias alcalinas y al calor.

Óxidos de hierro sintéticos

El hormigón de color se puede obtener con óxidos de hierro naturales y sintéticos.
Actualmente, son preferibles los sintéticos ya que:
· Se pueden producir, prácticamente, con cualquier tonalidad cromática (excepto el verde, el azul y el blanco).
· Permiten obtener hormigón de color a bajo coste.
· Garantizan colores más brillantes y un mayor poder colorante.
· Presentan tonalidades cromáticas y poderes colorantes que se pueden controlar con mayor eficacia.
Breinco utiliza pigmentos micro granulados que aportan una serie de ventajas frente al polvo o la pasta líquida.
Prácticamente el 100% es pigmento, sin adición de agua al hormigón, sin sedimentación, sin congelación, elevada densidad aparente, ausencia de polvillo, sin residuo en los sacos,
manipulación “limpia”, elevado poder de coloración y los dispersantes orgánicos que se encuentran en su interior garantizan una mayor dispersión.

Bibliografía: Iron oxide

 

Be smart!

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en arquitectura moderna y urbanismo inteligente.


Be smart!

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en arquitectura moderna y urbanismo inteligente.