Renovación y rehabilitación del Mercado de Sant Antoni en Barcelona

Comercio y modernidad

La ciudad es un escenario en constante evolución, con espacios públicos de calidad, cada vez más autónomos y eficientes, mejor conectados y participados por los ciutadanos.

El edificio más emblemático del Ensanche de Barcelona, el icónico Mercado de Sant Antoni que cerró en 2009 para su rehabilitación, ha necesitado más de 9 años y una inversión de 80 millones para recuperar su imagen original y volver a abrir sus puertas. Comercio y modernidad en el nuevo Mercado de Sant Antoni.

Lugar: Plan Cerdá entre las calles Urgell, Tamarit, Conde Borrel y Manso.
Autores: Taller de arquitectura Ravetllat-Ribas. (Pere Joan Ravetllat y Carme Ribas.)
Ejecución: 2009-2018
Superficie: 53.388 m2.

Mercado de San Antonio, Barcelona. Fotografía de Simón García.

136 años de comercio y modernidad

Inicialmente se trataba de un mercado al aire libre situado al sur de la ciudad, lugar de paso para los que se iban y los que llegaban. Con el proyecto de expansión de la ciudad Ildefons Cerdà propuso construir una estructura que garantizara la permanencia del mercado y mejorar el abastecimiento de toda la ciudad de Barcelona.

1942. Exterior del Mercado de San Antonio con sus icónicos toldos, Barcelona.

El año 1882 se inauguró el Mercado de Sant Antoni, diseñado por Antoni Rovira i Trias, en la manzana que había creado el Plan Cerdá entre las calles Urgell, Tamarit, Conde Borrel y Manso de Barcelona. Fue construido para paliar las deficiencias de productos frescos y acabó convirtiéndose en el centro de reunión del barrio. Los comerciantes téxtiles del paralelo y de otros productos no alimentarios empezaron a situarse alrededor del mercado para aprovechar la concurrencia de gente y mejorar su actividad comercial. Esto obligó a instalar paradas en el exterior del mercado en las que se adaptaron una serie de toldos para un mayor confort de vendedores y clientes ante las inclemencias del tiempo. Convirtiéndose posteriormente en imagen emblemática del mercado y naciendo el Mercado de los Encantes de Sant Antoni. Más tarde se unieron libreros y coleccionistas los domingos, creando el Mercado dominical de San Antonio, especializado en libros nuevos y antiguos y coleccionismo tradicional de postales, sellos y revistas. También se encuentra todo tipo de ofertas vinculadas a los cromos, a los videojuegos y a los films.

Proceso de rehabilitación del Mercado de San Antonio, Barcelona. Fotografía: Adriá Goula

En 2007 se llevó a cabo otra remodelación del mercado, esta vez por los arquitectos Ravetllat, Ribes y Schmid trasladando toda la actividad comercial a tres carpas provisionales para acoger cada uno de los mercados. En 2009 se cierran definitivamente las instalaciones antiguas del viejo mercado y empieza un proyecto de rehabilitación que se vió interrumpida por la aparición de restos arqueológicos que se encontraron: la vía Augusta Romana y la necrópolis, así como restos del baluarte de San Antonio.

2018 actualidad y distribución del mercado

En 2018 el mercado reabre sus puertas tras más de una década de obras de remodelación y más de 80 millones invertidos, y que cuenta con una superfície de 53.388 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas, cuatro de ellas subterráneas. Se han eliminado las pérgolas o toldos que albergaba el mercado de los encantes permitiendo la creación de cuatro zonas triangulares que se unen a la supermanzana Tamarit-Compte Borrell. Ocupa una manzana entera distribuyéndose en forma de cruz griega, reproduciendo en geometría y  dimensión el trazado de las alineaciones del barrio.

Vista aérea del Mercado de San Antonio, Barcelona. Fotografía: Adriá Goula

Conservará los tres mercados, totalmente renovados y más grandes, con una media de ocho metros lineales por parada y pasillos más amplios. El mercado destinado a alimentación se reducirá pero se situará en el centro del mercado, las paradas de los encantes también se ubicarán en el interior pero en los laterales y finalmente el mercado dominical se mantendrá en el exterior bajo unas marquesinas retráctiles de tres metros de altura que han provocado controversias por el «impacto negativo en la visión» del edificio. Se añadirá también un supermercado Lidl con acceso directo desde el exterior y con una capacidad de 1.300 metros cuadrados.

La carga y descarga de productos se realiza a través de una rampa en la calle Tamarit que da acceso a los 11.000 metros cuadrados correspondientes a almacenes y gestión de residuos. Las plantas -2 y -4 se destinarán al parking, 398 plazas destinadas a clientes, incluyendo siete plazas eléctricas, 10 para movilidad reducida y 110 para motocicletas. La planta -1 que estará conectada mediante escaleras mecánicas se destinará a zona comercial viéndose el espacio museístico. Además se añadirá un gimnasio Duet Fit con una superficie de 1.300 metros cuadrados y 500 metros cuadrados de espacio destinados a «uso vecinal».

Sección y plantas del Mercado de San Antonio, Barcelona. Planos: Taller de arquitectura Ravetllat-Ribas

Complejidad de la obra.

Un museo al aire libre

Accediendo desde la calle Urgell y la calle Manso, se puede ver la gran contramuralla ya que el mercado de Sant Antoni fue construido sobre el baluarte de sant Antoni y el sistema defensivo de la antigua ciudad mediaval. En un futuro se podrán visitar los restos de la legendaria calzada romana Via Augusta.

Vista exterior y detalle de la contramuralla. Fotografía: Simón García.

Hormigón WetCast a medida

La tecnología wetcast és un método de fabricación semiautomatizado de hormigón en húmedo (relación agua-cemento de 0,3 a 0,5 aprox. con superfluidificantes) que se basa en la tecnología del moldeado y en la búsqueda de la máxima compacidad posible gracias a métodos de vibración en masa sin sobrante de agua o mezclas autocompactables. Se considera prefabricado de hormigón arquitectónico y, generalmente, son piezas de gran volumen y complejidad, con formas y texturas más elaboradas debido a la gran versatilidad de la tecnología del moldeado y a las propiedades intrínsecas que presenta el material.

Se pueden fabricar en una amplia gama de colores, medidas y texturas; aguantan el transporte, la instalación y el uso; se pueden instalar fácilmente con equipos pequeños; son seguros para el medio ambiente y son menos vulnerables que otros materiales frente el clima, el vandalismo o los impactos.

La remodelación del mercado de Sant Antoni se ha realizado con tecnología wetcast en la pieza de coronación de la barandilla que además de adaptarse a la inclinación de la escalera mantiene las preferencias estéticas deseadas.

Vista exterior y detalle de la pieza personalizada Wetcast de Breinco, Barcelona. Fotografía: Simón García.

Peldaño Superstep 

Además se ha utilizado el peldaño superstep, un producto decorativo y funcional para la escalera central del mercado de Sant Antoni.  Una pieza monolítica con un pequeño bisel de 0,70cm., ideal para escaleras en parques, zonas comunes y comerciales.

Esta pieza tiene una superficie lisa vista que aporta color a la escalera formando peldaños con una cómoda huella de 40cm. y una contrahuella de 15cm. Está fabricado con hormigón de alta calidad, cuenta con una gran durabilidad y no tiene necesidad de mantenimiento posterior.

Vista exterior y detalle de la pieza superstep de Breinco, Barcelona. Fotografía: Simón García

Fotógrafo: Adriá goula Simón García

Planos:  Taller de arquitectura Ravetllat-Ribas.

 

Bibliografia:

https://www.mercatdesantantoni.com/

https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20180523/443765988481/grandes-novedades-mercado-sant-antoni-barcelona.html

https://www.metalocus.es/es/noticias/rehabilitacion-del-mercat-de-sant-antoni-por-ravetllat-ribas-arquitectes

Be smart!

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en arquitectura moderna y urbanismo inteligente.


Be smart!

Suscríbete a nuestra newsletter para estar a la última en arquitectura moderna y urbanismo inteligente.